correo facebook
La conspiración de las pintoras portuguesas
2012
Historias manipuladas que nos ocultan la verdad
Fui invitada a hacer un proyecto en Lisboa sobre el famoso Retablo de San Vicente cuya autoría se desconoce. Como se aventuró Woolf a decir que anónimo era mujer me propuse demostrar que ese retablo estaba pintado por un taller de pintoras y así demostrar que su teoría era cierta. Después de una larga investigación encontré a las artistas herederas del taller en el que se había pintado en el siglo dorado de la pintura portuguesa. Las descendientes de la famosa estirpe de artistas siguen trabajando. Hoy ya firman con sus nombres.



Copyright © 2017 Carmela Garcia